Como saber si estamos entrenando a la intensidad correcta.

Como saber si estamos entrenando a la intensidad correcta.

La primera consideración, antes de entrar en detalle, es que consultes con un entrenador personal para tener una información más adecuada sobre tus ritmos de entrenamiento. Encontrar nuestros ritmos es vital para sacar el máximo partido a los entrenamientos. Dependiendo de en qué fase estemos, vamos a necesitar hacer esas sesiones a ritmos más controlados (por debajo o igual que los de competición) o más altos, en el caso de series cortas.

Estos consejos que te planteamos son sólo un primer acercamiento en función de las sensaciones. Como decimos, nadie mejor que un entrenador para decirte si lo estás haciendo bien.

Pero, de manera indudable, no estás entrenando a la intensidad correcta si:

Debes acabar todos tus entrenamientos, o gran parte de ellos, antes de tiempo o te cuesta mucho completarlos cuando se trata de realizar series. No es normal que tengamos que dejarnos las últimas series porque estemos cansados. Las sesiones de entrenamiento están pensadas para que podamos hacerlas enteras. Si no es así, algo está fallando y puede ser nuestro ritmo: vamos demasiado rápido.

Si entrenas en grupo tienes más fácil poder comprender si tu ritmo está siendo el correcto o no. Si empiezas corriendo por delante de todos y cuando llevas la mitad del entrenamiento, te empiezan a pasar, es bastante posible que hayas salido más rápido de lo que deberías y lo estás pagando. Si tu ritmo de entrenamiento es más rápido o más lento que el de otros compañeros lo normal es que las diferencias se mantengan durante todo el entrenamiento, no que os vayáis acercando o alejando todo el tiempo.

Tampoco es buena señal si todos los días llegas a casa como si no hubieras entrenado. La intensidad alta es necesaria en algunas sesiones de preparación, por eso es normal de vez en cuando acabar con la sensación de vacío o, incluso, tener agujetas algunos días después. Si no tienes alguna recuperación más complicada o si tus piernas no “te recuerdan” el entrenamiento al día siguiente, puede que no estés dando la intensidad necesaria.

Si en carrera no eres capaz de mantener el ritmo que en teoría has entrenado. Si has hecho bien tu entrenamiento, no te debería costar demasiado acabar las carreras en el tiempo que te has propuesto. Si te ataca “el tío del mazo” antes de tiempo puede ser que hayas salido a más velocidad de la debida pero también puede ser un síntoma de que no has preparado la carrera como debías.

Cualquiera de estos indicadores que te pase, tampoco desesperes. Es muy difícil encontrar nuestros ritmos de entrenamiento y, aunque los encontremos, no siempre es fácil llevarlos porque también dependemos de cómo nos encontremos en cada momento. Por eso, la ayuda de los expertos es tan recomendable. Por otro lado, hacer pruebas de esfuerzo o algunos test está bien para que podamos conocer mejor a nuestro cuerpo y saber qué le podemos pedir cuando necesitamos entrenar a cierta intensidad.

Please follow and like us:

Deixa un comentari

Enjoy this blog? Please spread the word :)

Follow us
Follow by Email
Facebook
Facebook
G+
G+
http://blog.lubndub.com/2018/07/16/com-saber-si-estem-entrenant-a-lintenssitat-correcta">
Instagram